CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


jueves, diciembre 18, 2008

PRIMER CURSO DE BELENISMO

































Estas fotos sirven para gozar el cambio que la imaginación puede parir. De unos trozos de corcho blanco a un misterio, hay muchos pasitos que dar, pero un solo patrón: la creatividad.
La Peña Cultural La Amistad ha roto el fuego este año, desempolvando un proyecto antiguo: un curso de construcción de belenes.
Tomás Lopez Alcalá y José Antonio Sollero o viceversa, han sido los encargados de echar a rodar esta idea. La creatividad y maestría que ambos han demostrado en estos últimos años en la construcción del Belén, les convierten en los monitores idóneos para esta estupenda iniciativa. Los alumnos de este curso han sabido captar la esencia del mismo, que no es otra que entender que, más allá de una serie de técnicas aprendidas, quién realmente acaba convirtiendo los trozos de corcho blanco y pinturas en esos efímeros nacimientos o portales de Belén, es la sensibilidad que proporciona amar lo que se hace. Ahí está la medalla que pueden lucir Tomy y Jose Antonio. Ellos viven lo que enseñan y acaban transmitiendo su entusiasmo por la elaboración de Nacimientos. Matrícula de honor para su desinteresada labor y otra para la Peña La Amistad que generosamente cede sus instalaciones y cuánto se le demande.

sábado, diciembre 06, 2008

UNA COMPETICIÓN DE SAPOS

















El objetivo era llega a lo alto de una gran torre.
Había en el lugar una enorme multitud de gente dispuesta a vibrar y gritar por ellos.
Comenzó la competición.
Pero como la multitud no creía que pudieran alcanzar la cima de aquella torre, lo que más se escuchaba era:

- ¡ Qué pena! Esos sapos no lo van a conseguir, no lo van a conseguir...

Los sapitos comenzaron a desistir.
Pero había uno que persistía y continuaba subiendo en busca de la cima.
La multitud seguía gritando:

- ¡ Qué pena, no lo van a conseguir ¡

Y los sapitos estaban ya dándose por vencidos...salvo aquel sapito, que seguía y seguía tranquilo , y ahora cada vez con más fuerza.
Ya llegando el final de la competición, todos desistieron, menos ese sapito, que curiosamente, en contra de todos, seguía y pudo llegar a la cima con todo su esfuerzo.
Los otros querían saber qué le había pasado.
Un sapito fue a preguntarle cómo había conseguido concluir la prueba.
Y descubrieron que...¡ era sordo ¡

( Del libro de cuentos de José Carlos Bermejo )

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...